Modelo EMDR

QUÉ ES EMDR
E.M.D.R es un acrónimo para Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular (en inglés: Eye Movement Desensitization and Reprocessing).

 

EMDR es un nuevo modelo de psicoterapia que apunta al tratamiento de diversos trastornos psicológicos cuya sintomatología perturba y limita la normal adaptación de la persona a su vida cotidiana. Se trata de una intervención que acorta los tiempos de las psicoterapias tradicionales y logra efectos seguros y duraderos, ya que genera cambios profundos en la psiconeurología del paciente.

Se basa fundamentalmente en la comprensión de que el funcionamiento perturbado del paciente surge de experiencias traumáticas, la mayoría de ellas de la infancia, que no han sido adecuadamente procesadas, debido al modo atípico en que estos recuerdos quedan guardados en el cerebro.

 

  La autora de este modelo es Francine Shapiro quién inicialmentedesarrolla     EMDR como técnica a partir del descubrimiento fortuito que hace respecto del   beneficio del movimiento ocular para el alivio de la perturbación emocional.      Desde la primera publicación científica en 1987 y de manera progresiva  hasta    la actualidad el modelo ha ido obteniendo un desarrollo cada vez más amplio y   con mayor sistematización, a partir del análisis de experiencias clínicas y del    estudio de las bases neurofisiológicas del trauma y el almacenamiento de los recuerdos. Ya se han formado más de 100.000 terapeutas EMDR  en más de 75 países y han proliferado innumerables estudios científicos que avalan su eficacia.

EMDR confía en la capacidad de autocuración del organismo cuando son reactivados los mecanismos internos para que esto ocurra. El terapeuta EMDR sólo facilita y acompaña el proceso de reparación del trauma, que genera sintomatología perturbadora y sufrimiento psíquico. Se postula que el cerebro posee un mecanismo natural de procesamiento de la información, que al ser interferido por experiencias traumáticas, genera patrones distorsionados de sensaciones, emociones, cogniciones y las consecuentes conductas que instalan progresivamente el desarrollo de una identidad que dificulta la adaptación equilibrada de la persona a su entorno.

Actualmente es un modelo psicoterapéutico que comprende principios, procedimientos y protocolos. Sus bases teóricas son científicas y sus procedimientos validados por su eficacia.

EMDR se funda en la premisa que cada persona posee una tendencia innata hacia la salud y que las experiencias de vida negativas o traumas son los que trastornan el equilibrio bioquímico del sistema fisiológico de procesamiento de información del cerebro . El modelo considera que la mayor parte de las patologías nacen de experiencias tempranas que ponen en movimiento un continuo patrón de sentimientos o emociones, conductas, cogniciones y las consecuentes estructuras de identidad. El método de EMDR enfoca directamente las sensaciones físicas, las creencias negativas y los estados emocionales de los síntomas que perturban al paciente.

EMDR es una terapia integrativa que incluye elementos de distintos enfoques psicológicos, tales como el cognitivo-conductual, sistémico, psicodinámico, experiencial y otros. Es empleado para resolver de manera integral el material emocional perturbador derivado de eventos traumáticos y también como un medio para potenciar estados emocionales positivos, con el fin de facilitar el crecimiento natural y el proceso curativo.

 

La psicoterapia EMDR es un tratamiento de ocho fases, en que se implementa un protocolo específico que busca la focalización de diversos componentes de la memoria traumática. La estimulación bilateral alternada (visual – semejante al del sueño MOR, auditiva o táctil) parece activar el sistema nervioso parasimpático, auxiliando al individuo a desensibilizar e integrar rápidamente la memoria perturbadora. Ese resultado permite una nueva visualización del problema (reprocesamiento), resultante de la re-activación de las regiones cognitivas del paciente. Por ejemplo, en vez del pensamiento: “la culpa fue mía”, la persona llega a pensar: “hice lo mejor que pude. Yo era pequeña(o)”. Estudios de seguimiento hechos en intervalos de seis y 18 meses después de realizada la terapia con EMDR indican la mantención de los resultados alcanzados durante el procedimiento.

Posee además un enfoque de tres vertientes que es empleado para trabajar el suceso etiológico traumático, los detonadores actuales y los patrones de conducta que asegurarán conductas adecuadas en el futuro. El terapeuta guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención. La meta es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una “resolución adaptativa”. En las palabras de Francine Shapiro, esto significa:
a) una reducción de los síntomas perturbadores;
b) un cambio en las creencias acerca del mundo y de sí mismo
c) la posibilidad de mayor bienestar personal y mejor adaptación a las exigencias de la vida.

La meta en el tratamiento es alcanzar los más profundos y completos efectos en el más corto periodo de tiempo, mientras se mantiene la estabilidad de la persona dentro de un sistema familiar y social balanceado. Emdr acelera el tratamiento de diversos eventos traumáticos, incidentes críticos , adicciones, fobias, problemas de autoestima y una amplia gama de trastornos psicológicos.

Las directrices Internacionales de Práctica Clínica de las siguientes Instituciones, han designado al EMDR como un Tratamiento Efectivo y Eficiente para tratar el Trauma Psicológico: Asociación Psiquiátrica Americana, Asociación Psicológica Americana, Departamento de Asuntos para Veteranos y Departamento de Defensa de los Estados Unidos, la Administración de Servicios en Salud Mental y Abuso de Substancias de los Estados Unidos, el Instituto Nacional de Excelencia Clínica de los Estados Unidos, y la Asociación Internacional para Estudios en Estrés Traumático, entre otros.