Preguntas Frecuentes

¿Qué es EMDR?

La Desensibilización y Reprocesamiento por el Movimiento Ocular (DRMO) es un método que ayuda a aliviar el estrés post traumático. Se utiliza tanto para reducir los miedos y la ansiedad como para potenciar los sentimientos de calma y de seguridad en uno mismo.

¿Qué significa Desensibilización?

Es el proceso de ir sintiéndose cómodo con el recuerdo sobre un acontecimiento que era temido pero que actualmente o no está presente o es inofensivo. Por ejemplo: si vas en bicicleta y te caes, después podría darte miedo volver a andar en bicicleta, como mínimo durante un tiempo. Si practicas ir en bicicleta lentamente, primero sobre la hiedra, después en la acera y además hablas sobre la experiencia amenazante, el recuerdo del accidente se puede ir “desensibilizando”, de modo que el pensamiento de ir en bicicleta nunca más sea tan atemorizante. El recuerdo del acontecimiento se convierte en menos incómodo, como si se mirara una vieja foto o una película. De hecho, cuando el proceso de desensibilización se ha completado, el hecho de llevar una bicicleta puede ser vivido como algo divertido y excitante en ningún caso atemorizante.
En el caso de que sea razonable suponer que el incidente nunca más vuelva a pasar, la desensibilización puede permitir mirar el recuerdo con tranquilidad. Si el incidente es algo similar a una práctica médica que tendrás que volver a afrontar, la desensibilización de viejos recuerdos te va a ayudar a preparar tus futuros encuentros con el incidente. EMDR puede agilizar el proceso de desensibilización de los recuerdos preocupantes.

¿Qué es Reprocesamiento?

Es un término psicológico que implica trabajar en la comprensión de un recuerdo de modo que éste deje de infundir miedo y se convierta en algo útil. Volviendo al ejemplo del accidente de bicicleta, podrías haber pensado “ no soy lo suficientemente bueno conduciendo bicicletas”, “no puedo manejar experiencias nuevas”, “me haré daño si intento hacer algo nuevo” . Si persistes en estos pensamientos, serás una persona desdichada y dejarás pasar muchas oportunidades. Si “reprocesas” el recuerdo de esa experiencia, podrías llegar a pensar “Ahora ya está superado. Soy suficientemente bueno conduciendo bicicletas. Es seguro para mí intentar actividades nuevas. Puedo manejar los riesgos normales de la vida”. El método EMDR facilita que las personas “reprocesen” los recuerdos y las ayuda a sentirse más cómodas y seguras de sí mismas cuando sea adecuado estar calmado.

¿Cómo se descubrió EMDR?

En 1987, la doctora Francine Shapiro descubrió que el movimiento ocular puede ayudar a hacer que los recuerdos sean menos preocupantes. Un día paseaba por el parque preocupada por algunos recuerdos negativos, a medida que iba paseando, los recuerdos se convirtieron en menos preocupantes. Preguntándose qué era lo que había estado haciendo que pudiera provocar que los recuerdos se convirtieran en menos preocupantes, se dio cuenta de que había estado moviendo rápidamente los ojos hacia adelante y hacia atrás. Por aquellos tiempos, la doctora Shapiro trabajaba como psicóloga ayudando a veteranos de guerra. Se preguntó si sus clientes podrían disminuir su inquietud por los recuerdos de guerra si ella guiaba sus movimientos oculares hacia adelante y hacia atrás. ¡Funcionó! Desde aquel momento, el método EMDR ha evolucionado hasta convertirse en un método sofisticado para el tratamiento del trauma, la ansiedad y el estrés.

¿EMDR es una forma de hipnosis?

No, EMDR no es hipnosis. Durante la hipnosis las lecturas de los electroencefalogramas (EEG) indican que hay un incremento en las ondas alfa, beta o delta que ha sido asociado con un incremento en la sugestionabilidad. Los patrones de los EEG de las personas durante la terapia EMDR muestran ondas cerebrales que están dentro de los parámetros normales del estado de vigilia. Durante la aplicación de EMDR, la persona es en realidad menos susceptible de lo habitual a la información errónea.

¿Cómo y porqué el componente de movimiento ocular de EMDR funciona?

No sabemos exactamente qué es lo que hace que el método EMDR sea efectivo, pero tenemos algunas teorías. EMDR puede ser que funcione de una forma similar a la de los movimientos oculares rápidos del sueño (sueño REM) el período de sueño durante el cual soñamos mientras movemos los ojos con rapidez. En muchas ocasiones los sueños ayudan a eliminar pequeños traumas de tal forma que dejan de ser preocupantes. EMDR, como los sueños, puede ser que estimule nuestro proceso natural cerebral que hace que las experiencias complicadas sean más aceptables o, como mínimo, menos preocupantes.
Cuando nos sucede algo traumático o muy preocupante, la información sobre el acontecimiento parece ir dando vueltas por nuestro cerebro, probablemente es por este motivo que evitaremos cualquier situación que nos recuerde el acontecimiento traumático. No es muy útil preocuparse cada vez que recordamos el acontecimiento. EMDR ayuda a que el viejo recuerdo se desprenda (se desensibilice y se reprocese) de modo que deje de ser una información que causa preocupación y se pueda convertir en información útil.

¿Qué haces cuando practicas EMDR?

EMDR puede implicar mover tus ojos mientras focalizas en tu recuerdo un acontecimiento preocupante. Puedes escoger una varilla o una figura de la bandeja de arena para mirarla mientras yo la muevo hacia delante y hacia atrás. Cuando empiezas, el hecho de recordar en incidente traumático puede resultar temible o darte miedo. El recuerdo será cada vez menos preocupante a medida que vayas moviendo los ojos.

Recuerda, mientras haces EMDR eres tú quien tiene la responsabilidad. Puedes cerrar los ojos, girar la cabeza o levantar la mano cuando quieras indicar que quieres detener el proceso para descansar o para hablar. Por favor, di qué dirección y velocidad de movimientos oculares te va mejor. Algunas personas prefieren mover sus ojos hacia adelante y hacia atrás durante un minuto o dos, descansar y después proseguir con los movimientos oculares; otras prefieren mover los ojos durante un rato hasta que se sienten muy relajadas.

Si no te gusta mover los ojos, podemos intentar dar golpecitos suaves alternando el ejercicio en tus dos manos para estimular tu cerebro a empezar a procesar los recuerdos que te inquieten: Practicaremos el uso de técnicas diferentes; Puedes escoger la que te guste más.

¿Cómo empezaremos?

Lo más probable es que demos comienzo a tu introducción a EMDR haciendo ejercicios de imaginación. Por ejemplo: puedo pedirte que imagines un “lugar seguro” (quizás prefieras recordar una ocasión en la que te diviertes o en la que aprendiste algo; eso también estaría bien). El lugar seguro puede ser cualquier sitio en el que te hayas sentido seguro, relajado, cómodo. Puedes escoger un lugar real o imaginario. Cuando tengas la imagen del lugar seguro en mente, te pediré que te concentres en apreciar en tu cuerpo los sentimientos de seguridad, relajación y comodidad.
Puedes practicar utilizando la imaginación para comunicar con esos sentimientos, de modo que se fortalezcan o que la relajación se extienda por todo tu cuerpo. Después, podemos utilizar EMDR mientras te centras en el lugar seguro y puedes experimentar como EMDR te puede ayudar a potenciar el trabajo que tu imaginación ha empezado a hacer para calmarte.
Más tarde, cuando te sientas preparado (habitualmente no en nuestro primer encuentro) puedes empezar a “desensibilizar y reprocesar” los recuerdos que te preocupen. Quizás te sientas ansioso cuando empieces a concentrarte en el recuerdo traumático. Que aprecies la tensión en tu cuerpo. Irás notando que tu sistema natural de curación acabe con el exceso de miedo para que te puedas sentir más tranquilo y más seguro de ti mismo.

¿Cómo hace sentir EMDR?

Muchas personas dicen que EMDR relaja, otras que les hace sentir adormilados, otros dicen que les hace sentir “raros”. Cuando mueves los ojos mientras piensas en un recuerdo doloroso, la ansiedad puede disminuir sin parar o puede aumentar para después calmarse. En muchas ocasiones es útil imaginar que se está mirando el acontecimiento en un video o a través de la ventana del tren. Te sientas como te sientas esta bien. Todo lo que tienes que hacer es darte cuenta de ello. EMDR puede ser útil para ayudarte a sentirte más seguro de ti mismo, más tranquilo y feliz, independientemente de que lo experimentes como relajante, ensoñador, raro o incluso molesto. Mientras mueves los ojos, puedes apreciar que las imágenes mentales, pensamientos, sentimientos o sensaciones corporales se te hacen presentes. Esto es normal. Si no percibes, ninguna imagen visual en particular, ningún pensamiento, sentimiento o sensación corporal, también es normal.

¿Estoy loco? Me puede ayudar EMDR?

En numerosas ocasiones, las personas que sufren síntomas postraumático se preguntan si están locos. Parece una locura estar todo el día preocupado con los mismos pensamientos molestos una y otra vez. Parece una locura dejar que el miedo te aparte de las cosas que quieres hacer. No estas loco y te sentirás mucho mejor cuando EMDR te ayude a superar de la mejor manera posible lo que te ha pasado.

¿Qué puede hacer EMDR por mí?

EMDR puede ayudarte a entrar en contacto con tu propio poder interno de modo que puedas pensar tranquilamente en tus viejos recuerdos, superar tus miedos y prepararte para futuros acontecimientos estresantes. Te puede ayudar a sentirte más valiente y más seguro de ti mismo. Puede ayudarte a pensar en lo que es útil para ti, para que así puedas aumentar tu autoestima. El EMDR puede únicamente iniciarte a desechar información inútil o la ansiedad excesiva o puede reforzar la que es verdadera.

¿Qué no puede hacer EMDR por mí?

EMDR no te puede ayudar a sentir seguro si no estás seguro. Es decir, EMDR no puede acabar con las respuestas de miedo que son protectoras y adecuadas. Por ejemplo; EMDR no puede hacer que alguien se sienta seguro montando a caballo por una carretera empapada de agua y llena de matojos si no tiene las habilidades o el equipamiento necesario para hacerlo. EMDR puede únicamente ayudarte a estar más calmado (lo que podría ayudarte a pensar más rápido en una situación de emergencia).

¿Puedo intentar tratar con EMDR a mis familiares y amigos?

Por favor, no es conveniente utilizar EMDR sobre nadie. Aunque EMDR pueda parecer simple, es en realidad un método sofisticado que requiere formación específica. Únicamente pueden utilizar EMDR los profesionales titulados que se hayan formado en un programa aprobado por la Asociación Internacional de EMDR. En muchas ocasiones, durante la terapia con EMDR aparecen inesperadamente recuerdos preocupantes, y los profesionales saben cómo continuar “desensibilizando y reprocesando” los recuerdos con seguridad y éxito.

¿Existen contraindicaciones para utilizar EMDR?

A una persona que tenga historia de desprendimiento de retina no se la debe animar a que mueva sus ojos rápidamente. Sin embargo, los golpecitos suaves y alternantes o el uso de tonos auditivos son seguros para todo el mundo. Un profesional cualificado que se haya formado en el método EMDR puede evaluar si EMDR es la mejor manera de ayudar a un individuo.

¿Hay efectos secundario que mi hijo pueda experimentar mientras hace EMDR?

Muchas personas se quejan de que mover los ojos hacia adelante y hacia atrás les produce sensación de vértigo. Esta incomodidad temporal se alivia cambiando la dirección de los movimientos oculares o utilizando la técnica de los golpecitos suaves y alternantes.

Algunos se sienten ansiosos inicialmente cuando empiezan a procesar un recuerdo preocupante. Ocasionalmente el niño querrá parar de hacer EMDR porque no quiere sentirse ansioso. Habitualmente, proseguir con EMDR unos cuantos minutos más ayudará al niño  a superar la parte del recuerdo que le da miedo y empezará a relajarse. Animo a los niños, pero nunca les fuerzo, a utilizar EMDR para ayudarles a superar los recuerdos dolorosos. Hasta la fecha no somos conscientes de problemas a largo término que hayan surgido de hacer EMDR cuando se usa correctamente.

¿Existen contraindicaciones para utilizar EMDR?

Después de una sesión de EMDR que implique desensibilizar y reprocesar recuerdos traumáticos, una persona se puede sentir aliviada pero también exhausta. Planifica un momento para que tu hijo tenga un rato de tranquilidad o que escoja su actividad preferida después de la sesión.

Algunas sesiones se “completan”, es decir, el recuerdo traumático completo parece haberse evaporado durante la sesión. Otras sesiones tienen que detenerse antes de que el recuerdo traumático haya desaparecido, ya sea porque no ha habido tiempo suficiente de acabar o porque hay muchas partes distintas de la experiencia traumática. En el caso de una sesión “incompleta” se ayudara al niño a dejar de lado los recuerdos que le inquiete. Sin embargo, si se observa que el niño sigue estando inquieto entre sesiones se le puede pedir recordar que imagine que pone todas sus preocupaciones en un contenedor y que lo abrirá de nuevo cuando vuelva a sesión. También se le puede pedir que visualice “el lugar seguro” y a que aprecie los sentimientos de seguridad y relajación que acompañan la imagen. La mayoría de los niños se siente bien después de una única sesión. Algunos niños dicen que no aprecian ninguna diferencia en cómo se sienten entre sesiones, pero muy a menudo son los padres quienes notan espectaculares cambios en la conducta y el estado de ánimo de su hijo. Ustedes como padres pueden ayudar mucho a saber qué síntomas han desaparecidos y cuáles se tendrán que abordar en la sesión siguiente.